Publicado el Deja un comentario

Nuevo libro a la venta

Hoy se puso a la venta mi libro de poesía y crecimiento personal; cuando cambiar se convierte en un plan. Se trata de 33poemas con explicaciones y actividades previas a la lectura guiarte hacia un proceso de reflexión.
Poneros en contacto y os informo sobre envíos, pago, puntos de venta… etc.

Publicado el Deja un comentario

Una novela

Yo no quiero ser tu sexto sentido,
tampoco la manta que tapa tu colchón.
No me pidas ser la llave de tu puerta
ni el crespón de tu corazón.
 
No le buscaré tres pies al gato
porque confiar es saber por dos.
Tampoco haré cola por San Valentín,
prefiero no ir que terminar peor.
 
No seré quien te abra el paraguas
ni quien te de su última fresa.
Tampoco estaré donde no me veas…
ni yo seré cazado ni tu serás la presa.
 
No me lleves a París
si podemos ir a Nunca Jamás.
Rechazo cualquier te quiero
mientras que nos podamos amar.
 
Búscame en el tejado,
sílbame y te lanzo la escalera.
Donde el amor sale barato,
donde vivir es una soberbia novela.
 
Publicado el Deja un comentario

Museo de cera

Cuando termina el amor
vuelven las procesiones,
Las saetas al cristo del mal querido.
Los feligreses llenan los templos
y el sermón atrae a los peregrinos.
 
Cuando se acaba el amor
los pañuelos secan alguna verdad
pegada en el bolsillo del pantalón,
tapadas entre manos de alfarero
con uñas que reclaman derechos de autor.
 
Cuando se finiquita al querer
los museos se llenan de artistas emergentes.
Una nueva estatua llega al museo de cera
mostrando su mejor cara,
ocultando la pena.
 
Lo cruel de amar
son las despedidas vestidas de arlequín,
los besos a mano armada,
los abrazos de alquiler,
la bola del trilero que engaña.
 
Lo mejor de dejar de amar
es el reintegro de las fichas del monopoly,
y aunque ya no vuelen mariposas en tu vientre,
lo mejor de dejar de amar,
es pensar en quien será el/la siguiente.
Publicado el Deja un comentario

Disculpa si…



Disculpe mi indiscreción
pero me robaste todos los colores.
Te paseas desnuda sin pudor
abriendo los cajones,
desordenando mi habitación.
 
No quiero ser pesado
pero desahuciaste la palabra soledad
colándote en la fiesta de mi vida,
tirando el cartel de “no molestar”
restaurando esta casa en ruinas.
 
Permítame que insista
pero “something” me suena triste
pues cada adiós me sabe a final,
como una patera en la playa,
como abecedario sin vocal.
 
Perdona si soy poco ordinario
cuando blasfemo al verte llorar,
o si me enojo al verte sufrir…
mas el planeta tiene al sol
y yo solo te tengo a ti.
 
No es por nada
pero vives en la calle de mi todo.
Me tienes aferrado al balcón,
inmune a cualquier terremoto…
¿Tu ausencia? Mi peor temor.
 
Sin ánimo de ofender,
pero mis ojos comen de tu cuerpo
y aunque tenga buenos modales,
me instalaría en Soto del real
si alguien secuestra tus libertades.
Publicado el

Bienvenido

previous arrow
next arrow
Slider